IDEAS DESOBEDIENTES

Paco Pérez Valencia

09.12.21 –  15.01.22

Ideas desobedientes

Paco Pérez Valencia

 

¿Por qué tengo tantas ideas desobedientes? Lo cierto es que no sé vivir sin estas ideas que rompen con toda la previsión que el mundo al que pertenezco ha ido edificando en torno a mi vida. Son ideas canallas, libres, sin complejos, que no me atan a nada, salvo a mis propios sueños, a mi propia Ítaca. Aparecen justo cuando no las llamo, no les importan quebrantar el pacto establecido de normalización que a veces encuentro en mi camino; aparecen ante mí para golpearme, desechan todo lo que creo válido, para imponer sus propias reglas. Casi siempre, son ideas contrarias a todo lo que creí sólido, frágiles, pero inmensas; ambiciosas desde lo insignificante; escandalosas, capaces de provocar una pelea en cualquier parte. Yo las escucho. Lo hago en silencio. En el fondo agradezco tanto ímpetu. Bendito seas, mi buen Dios, por tanto desafío -me digo-; me gusta dibujarlas, son dibujos llenos de frases o frases en medio de un mar negro, las pongo en cuadernos de asignaturas que imparto en la Universidad, junto con recortes de fotos, lemas y arengas preparados para cualquier combate, otras veces las llevo a formatos más grandes, con procesos más elaborados y las lanzo a cualquier parte, como mi propia Intifada. 

 

Mis ideas gritan, escupen y arañan, no temen ser heridas, porque ya han hecho lo que debían. Ahora sé que la pluma es más letal que la espada. A veces he llegado a juntarlas y son atómicas, devastadoras. Creo que cada dibujo, cada texto o poema espera ese momento único para explosionar. Solo hace falta un corazón desprevenido.

OBRAS
Solicitar más información

    <




    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies