La Fuente del Conejo

06/03 – 03/04

La Fuente del Conejo

Julia Santa-Olalla
Comisariado por Juan Cruz.

 

Textura, montaje y narración son los cimientos esenciales sobre los que Julia Santa-Olalla construye su poética. La textura de su pintura, gracias a la pincelada que deja la huella o el indicio del acto de pintar sobre la materia, introduce la tensión entre la naturaleza pictórica de la imagen y su inequívoco origen fotográfico. La materia, por su untuosidad, nos atrapa, nos retiene ante un instante registrado mecánicamente que es redimensionado justamente por su tratamiento desde la pintura. El montaje opera en el conjunto de obras de Santa-Olalla en pos de amplificar las resonancias narrativas de cada una de las piezas. El tiempo detenido, la acción suspendida y el enigma contenido en cada obra, como si de fotogramas se tratara, son acentuados por una disposición secuencial que reclama de nosotros el cuestionamiento y desve- lamiento de una lógica, del sentido de una posible narración o del hilo transparente que las hilvana.

 

La puesta en escena. De la necesidad de una experimentación in situ

 

En las últimas décadas hemos asumido como habitual la noción de pintura expandida, que engloba los nuevos procedimientos y estrategias surgidas en esta disciplina. Muchas de ellas buscan no sólo exceder los propios límites físicos de la pintura y de los espacios para su exhibición, sino desbordar los marcos conceptuales y categó- ricos atribuidos a la misma. La actitud de Julia Santa-Olalla podría inscribirse como parte de ese comportamiento. Sería posible gracias a distintos resortes de su poética, pero parece elemental para esa distinción el carácter instalativo y fenomenológico de un proyecto como el suyo. El título de la exposición, Entre el hueco y la pared, transmite una fortísima sensación espacial. Las palabras se cargan en ocasiones de esa capacidad fenomenológica, de esa evocación de ocupar y sentir un espacio. El montaje expositivo, en el que se agrupan todas las obras en un friso, separadas to- das ellas de la pared y generando una suerte de chaflán en el desarrollo lineal de los cuadros, condiciona de manera determinante no sólo la puesta en escena, también la semántica e interpretación de cada una de esas imágenes, del conjunto y de la propia pintura como ejercicio y disciplina. Al usar el término puesta en escena abrimos la puerta a la idea de la representación, pero no sólo visual, también temporal. Santa-Olalla excede la condición de sus obras pictóricas como meras imágenes y les otorga otra como objetos. Al hallarse separadas del muro y al describir un chaflán, sus obras hacen por negar su única condición visual, cual ventana abierta en la pared, con la que secularmente se había relacionado la pintura. La pintura reclama una consustancial condición objetual que la artista consigue llevar aún más lejos. En rigor, las nueve piezas que conforman este proyecto aceptan una dimensión de instalación. En esa continua erosión y efecto dominó que parece desarrollar la artista, el carácter instalativo acaba desembocando en los terrenos de la instalación ambiental, del environment.

 

Esa puesta en escena requiere de nuestra presencia para una correcta experimenta- ción. La evocación espacial que expresa el título es respaldada por la necesidad de hallarse en el fluir de las imágenes. Parece imprescindible ver el conjunto (el friso) en la distancia, como imagen-de-imágenes1, para, a continuación, introducirse en la secuencia propuesta e ir observando las muy distintas soluciones que la artista proyecta sobre los lienzos. La sucesión de piezas, apenas sin distancia entre ellas, unida a las dimensiones, hace que nos enfrentemos a un ejercicio de pintura all-over, de modo que ésta nos atrapa. Como toda secuencia, ésta en la que fluyen las imágenes requieren del tiempo necesario no sólo para recorrer el montaje, también el que pude derivarse de un continuo ejercicio de aproximación y distanciamiento de las obras, debido, en gran medida, a que algunos de los tratamientos formales y técnicos obligan a tomar distancia para comprender la imagen y a acercarse para distinguir las cualida- des matéricas y los mismos materiales. Se hace imprescindible, por tanto, el concurso de nuestra presencia y nuestra relación con las piezas (nuestra posición, movimiento, perspectiva, etc.), nuestro papel como mediadores, una condición activa y cinética del espectador que excede la meramente contemplativa y que incluso replica el movimiento de la artista en el proceso de ejecución de las piezas, ya que Santa-Olalla también se ve obligada a acercarse y alejarse.

 

Junto a lo anterior, que nos aboca a un continuo vaivén de la percepción, la artista conmina a nuestra mirada a trasladarse por el cuadro recorriendo los espacios que reproduce. Aun más, la fuerza a traspasar y colarse entre huecos, rendijas, barandillas o palillería de ventanas. Estructuras o patrones que filtran la vista y que provocan una respuesta igualmente fenomenológica. Ante sus piezas, como ante la puesta en escena, sufrimos un continuo viaje sensorial.

 

Juan Francisco Rueda

Texto escrito para la exposición Entre el Hueco y la Pared de Julia Santa-Olalla para el programa iniciarte Córdoba.

OBRAS

ALICATADO

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

LA FUENTE DEL CONEJO

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

SOLD

PAISAJE I

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

SOLD

PAISAJE II

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

SOLD

AGUJERO

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 81 cm

BODEGÓN

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

SOLD

CABALOS SOBRE NEGRO

 

Óleo y spray sobre lino

61 x 50 cm

RETRATO

 

Óleo sobre lino

25 x 25 cm

LECHUZA

 

Óleo sobre lino

41 X 27 cm

TAROT

 

Óleo sobre lino

48,5 X 39 cm

JULIA CON CAROLINA 1.2

 

Óleo y spray sobre lienzo

150 x 100 cm

VENTANA

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 100 cm

DESENFOQUE

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 100 cm

SOLD

FACHADA

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 100 cm

CISNES

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 100 cm

CUATRO GATOS 1.2

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 130 cm

ESCALERA DE LA CUBANA

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 195 cm

LA HABITACIÓN DE LA CUBANA

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 195 cm

ABSTRACCIÓN

 

Óleo y spray sobre lino

150 x 230 cm

Solicitar más información

    <




    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies