EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

El tiempo entre las hojas. Exposición Colectiva.

 

ARTISTAS: Pablo Merchante, Luis Gordillo, Rubén Guerrero, Sebas Velasco, Julia Santa Olalla, Alejandro Ginés, Miki Leal, Dionisio González, Little, Carlos Martínez, Santiago Ydañez, Zësar Bahamonte, Pablo Padilla, Miguel Ángel Cardenal, Miguel Scheroff, Laura Vinós, Abel García, Pepe Domínguez, Rosa Aguilar, Manuel M. Romero, Amaya Suberviola, Virginia Bersabé, Miguel Gómez Losada, Mikel del Río, Fernando Clemente, Norberto Gil, Andrés Aparicio, Adriana Torres, Alejandro Botubol, Alejandro Martínez García, Federico Miró, Amara Toledo, Ana S. Valderrábanos, Javier Parrilla, Jorge Hernández, Lucía Tello, María José Gallardo, Seleka, Sofía González, Miguel Núñez, Ignacio Estudillo, Jose Luis Serzo y Pedro Rodríguez.

 

COMISARIADO- Juan Cruz. Di Gallery.

TEXTO – Guillermo Amaya Brenes.

 

ORGANIZA: Obra Social Hospital San Juan de Dios de Aljarafe y Di Gallery.

COLABORA: Instituto de la Cultura y las Arte de Sevilla. ICAS.

SIN HIJO, NI ÁRBOL, NI LIBRO

Guillermo Amaya Brenes

 

En un mundo en el que cada vez se necesitan respuestas más rápidas por parte de los campos de la ciencia, la medicina o la tecnología (sólo tenemos que ver el desarrollo de las vacunas contra el COVID-19 en apenas unos meses), no me parece descabellado que surjan debates en torno a lo necesario que es o deja ser el arte. Y es que detrás de cada pequeño gesto, por cotidiano que nos parezca, hay detrás un complejo desarrollo de uno de los campos anteriormente mencionados donde el arte tiene poco que ver (dar al interruptor de la luz, encender el grifo de agua caliente, tomarse una pastilla para el dolor de cabeza, hacer una búsqueda en Google, etc.). Sin embargo, a través del arte se lleva a cabo el proceso inverso: hacer de lo común algo extraordinario.

 

En 1618, un joven pintor sevillano que aún no llegaba a la veintena, pintó a una anciana friendo huevos, una escena cotidiana que en la Sevilla del s. XVII no sería ni mucho menos extraordinaria. Cuatro siglos después, “Vieja friendo huevos”, aquella escena doméstica sevillana, se encuentra en la Galería Nacional de Escocia (Edimburgo) y es una de las obras más conocidas de Velázquez.

 

A través del arte se representa una realidad (ya sea de una forma más o menos evidente, o más o menos intencionada), un retrato en el que, inevitablemente, quedan vestigios, ecos, del contexto en el que se ejecuta. Podemos dar por sentado que a aquel joven Velázquez no estaba preocupado en que aquella obra terminara colgada en un gran museo internacional, pero la realidad es que acabó siendo así y aquella anciana friendo huevos, aparece hoy en día en cualquier libro o manual de historia del arte.

No podemos saber cómo se imaginaba Velázquez su futuro ni el de sus obras, pero, ¿cómo pensamos nosotros el nuestro? No me refiero a cómo imaginamos un futuro como sociedad, me refiero a cómo idealizamos nuestro futuro como individuos. En este ejercicio (llevado a cabo en primera persona del singular) presuponemos una evolución de la vida que percibimos como lógica. Desde la infancia se nos educa y se nos prepara para nuestra autosuficiencia, para ser cada vez más y más independientes y por tanto, felices. ¿Cuántas veces nos han repetido aquello de que para ser feliz tendríamos que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro? Unos estudios, un sueldo, un hogar, una familia… Vamos generando unas perspectivas de futuro donde, en ningún caso y tras esa supuesta evolución lógica, necesitemos la ayuda de otras personas para preservar unas condiciones dignas de vida.

 

No obstante, fuera de estos anhelos existe una certeza tangible, una verdad de la que son muy conscientes en el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Sevilla). La realidad es que existe un gran número de personas mayores que llegan a sus consultas, camas y quirófanos, que no cuentan con unas condiciones dignas de vida. Personas que, de una manera u otra, se encuentran en riesgo de exclusión social. Mediante la obra social del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe se lleva a cabo una tarea de detección de estas situaciones para, a través de programas como “Mayores cuidados”, “Cuidados para todos” o “Respiro familiar”, intervenir y paliar dichas situaciones.

 

Volviendo a aquella máxima de la felicidad a largo plazo que tanto nos han repetido, como si de un mantra se tratase, “tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro”, al parecer fue una frase dicha por el poeta cubano José Martí. Pero, ¿qué querría decir con aquello? Posiblemente se refiriera a posibilitar el recuerdo una vez no estemos en este mundo. Pero si fuera sólo por ese motivo, la felicidad estaría relegada a, cuanto menos, un futuro incierto. Quizás hubiera algo más, quizás el hijo pudiera aludir a la familia, el árbol al arraigo y el libro a la cultura. Tres elementos que sí que posibilitan una felicidad presente y cercana, sentirnos libres a la par que integrados en algo mucho más grande que el individuo; tres elementos que podrían sintetizarse a través del árbol, ese árbol que se alza en busca de la luz del sol (individuo), pero a su vez cobijado por la sombra del bosque que le rodea (familia, sociedad).

Ahora bien, ¿qué ocurre con aquellas personas que no han tenido o han perdido el hijo, el árbol y el libro? ¿Qué ocurre con esas personas que llegan en esas circunstancias al hospital San Juan de Dios del Aljarafe? Silvio Rodríguez, cantautor y también cubano, sentencia en la canción que se titula precisamente “Sin hijo, ni árbol, ni libro”: “los hombres sin historia son la historia” o “apiádense del hombre que no tuvo ni hijo, ni árbol, ni libro”. Es aquí donde se evidencia que nuestro futuro como sociedad y como individuo, en realidad, son uno sólo. Ayudar a estas personas no debe ser una cuestión caritativa, ni ejercerse desde ninguna superioridad. Propiciar unas condiciones dignas a estas personas es un deber por parte de la sociedad, ya que proteger a estas personas es protegernos y salvaguardar su dignidad, poner a salvo la nuestra como sociedad.

 

Y es así, bajo esta conciencia, como nace la exposición “El tiempo entre las hojas”. En esta se reúnen las obras de más de 40 artistas con el objetivo de reivindicar las historias de estas personas, reconocerlas como parte de nuestra historia colectiva, arrancarlas del olvido y arrojarles luz a través del arte. Protegerlas, arroparlas, a través de todas estas obras. Hacer que esa ayuda que se brinda a diario desde el Hospital San Juan de Dios y cuyo personal vive como cotidiano, se convierta en algo extraordinario ante la mirada de los/as espectadores/as de esta exposición. Que como ocurriera con aquella anciana retratada por Velázquez, se dote de textura, forma y color a aquellas personas que no pudieron tener ni hijo, ni árbol, ni libro.

 

Para esto. Para esto sirve el arte.

 

Guillermo Amaya Brenes.

Crítico de arte.

Exposición y Subasta solidaria EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

 

El próximo 23 de septiembre a las 19:00h se inaugura la subasta solidaria El tiempo entre las hojas, con más de 40 obras disponibles de artistas contemporáneos de reconocido prestigio nacional e internacional.

A través de nuestra web se celebra del 23 de septiembre a las 19:00h hasta el 26 de septiembre a las 20:00h, la subasta El tiempo entre las hojas con obra de artistas como Rubén Guerrero, Santiago Ydáñez, Luis Gordillo, Miki Leal o Dionisio González con precios de salida increíbles. Una auténtica oportunidad para coleccionistas y amantes del arte para adquirir obras de gran calidad por precios de salida comprendidos entre los 200€ y 4.000€.

 

Para pujar, solo tienes que:

Registrarte en la web a través del enlace: diartgallery.com/mi-cuenta/

Elegir tu nombre de usuario ( puede ser real o un seudónimo)

Pujar por tu obra u obras preferidas.

 

Si tu puja resulta ganadora, nos podremos en contacto para realizar el pago y concretar los detalles del envío.

 

Los beneficios que se obtengan serán donados a la Obra Social del Hospital San Juan De Dios de Aljarafe, y en especial a su programa de atención a personas mayores con problemas de exclusión social. 

 

Para más información, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo info@diargallery.com

 

Gracias por apoyar este proyecto.

EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

El tiempo entre las hojas. Collective Exhibition.

 

ARTISTS: Pablo Merchante, Luis Gordillo, Rubén Guerrero, Sebas Velasco, Julia Santa Olalla, Alejandro Ginés, Miki Leal, Dionisio González, Little, Carlos Martínez, Santiago Ydañez, Zësar Bahamonte, Pablo Padilla, Miguel Ángel Cardenal, Miguel Scheroff, Laura Vinós, Abel García, Pepe Domínguez, Rosa Aguilar, Manuel M. Romero, Amaya Suberviola, Virginia Bersabé, Miguel Gómez Losada, Mikel del Río, Fernando Clemente, Norberto Gil, Andrés Aparicio, Adriana Torres, Alejandro Botubol, Alejandro Martínez García, Federico Miró, Amara Toledo, Ana S. Valderrábanos, Javier Parrilla, Jorge Hernández, Lucía Tello, María José Gallardo, Seleka, Sofía González, Miguel Núñez, Ignacio Estudillo, José Luis Serzo and Pedro Rodríguez.

 

COMMISSIONED AND CURATED BY: Juan Cruz. Di Gallery.

CURATORIAL TEXT: Guillermo Amaya Brenes. 

PRODUCED BY: Obra Social Hospital San Juan de Dios de Aljarafe and Di Gallery. 

IN COLLABORATION: Instituto de la Cultura y las Arte de Sevilla. ICAS.

NO SON, NO TREE, NO BOOK

Guillermo Amaya Brenes

 

In a world where we demand faster answers from science, medicine or technology (COVID-19 vaccine development is a perfect example), it is not crazy to see a debate on whether the art is necessary or justified and how. Behind any detail, no matter how small it seems, there is a huge development from any of the fields mentioned above (switch on a light, take a pill for pain, research on Google, etc). However, through art we can see the inverse process: make something extraordinary out of the ordinary.

 

In 1618, a young Sevillian painter, who wasn’t even twenty yet, painted an old woman frying eggs, a typical scene that in Seville in the 17th century was not extraordinary at all. Four centuries later, “Vieja friendo huevos”, that domestic Sevillian scene, can be found at the National Scottish Gallery (Edinburgh) and is one of the most famous paintings from Velazquez.

 

Art represents a reality, a portrait which, inevitably, vestiges from the context where it is executed remain in. We can take for granted that young Velazquez was not concerned about the fact that that painting could end up being placed in a big international museum, but the reality is that it ended up being like that and that old woman frying eggs is part of any book of art history.

It is complicated to know how Velazquez imagined his future or his paintings’, but how do we think of ours? I am not referring to our future as a society but to how we idealise our future as individuals. In this exercise we see our life as a logical evolution: from childhood we are educated for self-sufficiency, for being independent and, as a consequence of this, happy. How many times have we been told that we need to have a child, plant a tree or write a book if we want to be happy? That we need to have any studies, a salary, a home, a family… We are continuously generating our future expectations where in any case we would need other’s help in order to preserve decent living conditions.

 

Nevertheless, outside these desires there is a strong truth, which is very present in Hospital San Juan de Dios del Aljarefe’s daily work. The reality is that there is a big number of elderly people that go to hospital and do not have decent living conditions. People that, somehow, are at risk of social exclusion. Thanks to Hospital San Juan de Dios, there is an important aim to detect these situations in order to interfere and help to find a solution.

 

Coming back to that kind of happiness that we have been told so many times, as if it was a mantra, “have a son, plant a tree and write a book”, I found out it was a sentence from the Cuban poet José Martí. But, what did he really mean with that? It is likely he was referring to the possibility of having memories when we are closer to the end. But if it was the only reason, happiness would be related to an uncertain future. Maybe there was something else, maybe the son means family, the tree means union and book means culture. Three elements that do encourage a present and close happiness, to feeling free at the same time as part of something bigger than the individual.

But, what happens to those people that do not have or have lost their son, their tree or their book? What happens to those people that arrive at Hospital San Juan de Dios under these circumstances? Silvio Rodriguez, Cuban singer, affirms in her song “No son, no tree, no book”: “men without history are the real history” or “take pity on the man that had no son, no tree, no book”. It is here where we can see the evidence of our future as a society and as individuals: they are actually only one. Helping these people should not be a charity action, and neither is doing this action from a superior position. Encouraging decent living conditions for them is a duty for us as a society, because protecting them is just protecting us and protecting our dignity as a society.

 

And this is how, under this consciousness, the exhibition “El tiempo entre las hojas” was born. It reunites the art of more than 40 artists with the same objective: to give a voice to the stories of these people, appreciate them as part of our collective history, bring them from being forgotten and give them some light through art. Protect them, embrace them through these pieces. Make something extraordinary to visitor’s eyes thanks to the daily help that Hospital San Juan de Dios del Aljarafe brings to this social cause. Bring texture, shape and color to those people who could have no son, no tree, no book, like it happened with that old woman painted by Velazquez.

 

And this is why art is necessary.

 

Guillermo Amaya Brenes – Art critic.

Art exhibition and solidary auction EL TIEMPO ENTRE LAS HOJAS

 

The opening of the solidary art auction “El tiempo entre las hojas” will take place next Thursday 23rd of September at 7pm, when more than 40 pieces from well-known international and national artists will be available.

 

This art auction will be organised through our website, including art pieces from artists such as Rubén Guerrero, Santiago Ydáñez, Luis Gordillo, Miki Leal or Dionisio González, with amazing starting prices between 200€ y 4.000€ – a great opportunity for art collectors and art lovers for acquiring high-quality international and national pieces.

 

For bidding on the auction, you need to:

Register on our website through the following link: diartgallery.com/mi-cuenta/

Choose a username (either a real name or a pseudonym).

Bid for your favourite art piece or pieces.

 

If the winning bid is yours, we will get in touch with you in order to proceed to the payment and agree on the shipping details.

 

The proceeds will be donated to Obra Social del Hospital San Juan De Dios de Aljarafe, and especially to its social program dedicated to helping elderly people at risk of social exclusion.

 

 For more information, do not hesitate to contact us by email: info@diargallery.com

 

 Many thanks for supporting this project.

Solicitar más información

    <




    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies